facebook_pixel
Seleccionar página

Wearables para perros

por | Mar 1, 2016 | Noticias | 0 Comentarios

Como muchos de vosotros ya sabéis estamos trabajando en el desarrollo de un dispositivo para perros, un wearable, para monitorizarlos y ofrecerle al usuario información de su perro a través de una App móvil. Se acabó eso de no saber cómo están nuestros peludos mientras están solos en casa.Nuestro dispositivo aún tardará algo en ver la luz, está siendo un proceso lento, pero pronto esperamos poder presentaros el prototipo para que nos hagáis llegar vuestras impresiones, críticas, recomendaciones, etc. Puede que contactemos con algunos de los que nos manifestateis vuestra intención de probarlo.

Como parte de varios estudios de mercado que hemos ido realizando para saber qué quieren los propietarios de perro y qué necesitan, estas navidades trajimos algunos wearables para perro que ya están comenzando a venderse en Estados Unidos, y de eso queremos hablaros en este artículo.

Concretamente vamos a analizar los dispositivos de Voyce y Petpace los dos wearables que hay en el mercado y que monitorizan constantes de salud. El resto de aparatos que están saliendo únicamente miden la actividad e incorporan GPS, igual se lo podéis poner a un perro que a cualquier otro animal.

De ambos dispositivos, Petpace y Voyce, pedimos las tallas pequeñas porque nos interesaba ver qué tan pequeños eran y para qué tipo de perro podían usarse.

Primero vamos a empezar hablando de Petpace, ya que tardaremos poco en dar nuestro feedback sobre este wearable.

Este dispositivo en teoría mide el pulso, la temperatura, respiración, actividad, calorías quemadas y posición del perro, aunque realmente no mide nada, por lo menos el que nos enviaron a nosotros, ya que estaba roto. Después de pagar casi 150$ + una tarifa mensual de 14,95$ lo que obtuvimos fue un trozo de plástico muy feo y con una especie de pinchos, que además no funciona. Tras ponernos en contacto en repetidas ocasiones con el servicio técnico y darnos largas durante más de 30 días, que es el periodo que ofrecen de devolución del dinero si no estás satisfecho, nos dijeron que no nos iban a proporcionar servicio postventa si estábamos en España. Les contactamos de nuevo la semana pasada por e-mail porque estuvimos en la feria 4YFN que se organizaba en Barcelona como parte del Mobile World Congress, y vimos que tenían un stand. Les dijimos que si les parecía bien íbamos a acercarles el dispositivo para que lo probasen ellos y que así, si no funcionaba, podían cambiárnoslo por otro. A ese e-mail sí que nos contestaron rápidamente para indicarnos que no tenían ninguna intención de prestarnos ningún tipo de soporte ni nos iban a cambiar nada porque estábamos en España y aquí no ofrecen soporte. Lo más curioso es que llevan cobrándonos una tarifa al mes de 14,95$ por algo que saben que no funciona desde enero, parece ser que nuestro dinero sí les vale aunque estemos en España.

Esta misma mañana les hemos vuelto a escribir para que la cancelen y esperamos, que nos devuelvan el dinero (a veces somos un poco ilusos, lo sabemos). Quizás el fallo sea de sus dispositivos en versión SMALL porque no hayan sabido reducir correctamente los componentes para encajarlos en la carcasa más pequeña, aunque realmente desconocemos cuál puede ser el fallo a nivel técnico. Estas son cosas que obviamente pueden pasar, lo que no entendemos es la falta de empatía y el desastroso servicio de atención al cliente que tienen, únicamente por esto no os aconsejamos para nada la compra de este dispositivo.

Podéis ver en las fotos el tamaño del dispositivo en comparación con un perro de 2,5 kg, creemos que aceptable para la talla pequeña. En la otra imagen podéis apreciar la especie de pinchos que hay en la parte trasera del dispositivo, la que va en contacto con el cuello del perro. A pesar de que no funcionaba lo probamos poniéndose al perro y no le hizo nada de gracia, no vimos que fuera seguro ni cómodo.

En cuanto al dispositivo de Voyce, hemos de decir que funciona, aunque no muy bien en tiempo real, tampoco sabemos a ciencia cierta si los parámetros que devuelve son del todo correctos, sobre todo el relacionado con la respiración, pero por lo menos funciona. El precio de este dispositivo es de 199$, y el coste de la tarifa mensual es de 9,50$. Cuando destapamos la caja, muy cuidada por cierto, lo primero que pensamos es que se habían equivocado de talla, ya que como podéis observar en la imagen es un dispositivo demasiado grande para ser la talla más pequeña y aparentemente parece más un prototipo que un producto terminado, a nivel de diseño industrial, además pesa bastante.

Se lo pusimos a uno de nuestros perros, Dexter, que pesa 9 kg (no el que aparece en la foto), y no es un wearable que el perro pueda llevar todo el día, es demasiado grande y pesado incluso para Dexter, que no tardó mucho en empezar a molestarle, por lo que no le vemos demasiada utilidad si el perro no puede llevarlo sin problema durante todo el día. Este dispositivo mide la respiración por minuto, la frecuencia cardiaca, la actividad, intensidad, calorías quemadas, la calidad del descanso, y la distancia recorrida.

A pesar de ser un sector que está creciendo bastante y en el que se están lanzando algunos dispositivos, sobre todo en EE.UU., aún queda mucho por hacer en este campo, sobre todo a nivel de investigación. Lo importante es que este tipo de wearables para perro aporten información relevante al usuario en tiempo real, y sobre todo que el perro pueda llevarlos de forma cómoda durante todo el día, si no ¿qué sentido tienen estos dispositivos?