Tres órdenes básicas para enseñar a nuestro cachorro

por May 29, 2015Educación, Salud y bienestar0 Comentarios

Invertir tiempo en la educación de nuestro cachorro es fundamental, no sólo porque marcará las reglas de la convivencia, sino porque también lo protegerá de sufrir percances. Es por ello que enseñarle ciertas órdenes básicas desde el comienzo de la relación será fundamental para llevar una vida en común más tranquila y ordenada, y evitar muchos quebraderos de cabeza.

Al contrario de lo que pudiera parecer, esta fase de aprendizaje no tiene por qué ser pesada o desagradable para ninguno de los dos. Los cachorros suelen mostrarse muy receptivos ante la posibilidad de aprender cosas nuevas y este hecho creará entre ambos un vínculo fuerte, que disfrutaréis con la complicidad que proporciona un perfecto entendimiento. Al mismo tiempo, puede convertirse en un objetivo común que compartir con toda la familia, no tiene por qué interpretarse como un acto individual. Eso sí, todos los miembros que intervengan tendrán que respetar las directrices que se marquen minuciosamente; ya que para que realmente el perro obedezca, las órdenes tendrán que ser claras y no incurrirse en contradicciones.

El cachorro deberá aprender cuál es su posición y qué se espera de él cuanto antes. Por eso, a partir de los cuatro meses podemos empezar a enseñarle algunas pautas. Es fundamental tener claro que para que nuestro perro nos obedezca necesitará un periodo de adaptación, en el que tendremos que ser constantes y pacientes. El esfuerzo merecerá la pena.

Primeros pasos
Antes de comenzar a enseñarle pautas, debemos preparar a nuestro cachorro; es decir, predisponerlo hacia el aprendizaje. Los cachorros se distraen con cierta facilidad, así que ese será uno de los primeros obstáculos con el que nos encontraremos. Por ello, deberemos procurar motivarlo, incentivando su interés y premiando sus aciertos con comida, caricias o juegos; buscar un sitio adecuado para evitar las distracciones; y limitar el tiempo de los ejercicios, siendo más recomendable realizar varias sesiones cortas, en lugar de una larga. Recuerda que deberás practicar estos ejecicios a diario con tu cachorro para que los aprenda correctamente.

Una vez captada su atención, comenzaremos a enseñarle algunas órdenes básicas para que se siente, acuda a nuestra llamada o se tumbe, entre otras muchas cosas. Para ello utilizaremos palabras simples y cortas, independientemente del idioma, pero que puedan ser bien diferenciadas por el perro.

Sienta
Es la primera orden que se recomienda enseñarle. El proceso debe hacerse a través de la recompensa. Para ello se le muestra una golosina, que seguramente atraerá su atención. La colocaremos por encima de su cabeza, consiguiendo que la levante, para más tarde hacer lo mismo, pero colocandola poco a poco justo detrás de su hocico. Al querer atraparla, tendrá que sentarse y será entonces el momento de dársela. Tras varias repeticiones sabrá cómo ganarse la golosina, aprendiendo así a sentarse. Una vez entienda qué se espera de él, utilizaremos la palabra “siénta” para que la asocie. Poco a poco realizará la acción sin necesidad de utilizar el incentivo. Es muy importante que no le demos el premio hasta que realice exactamente lo que queremos, para capturar así el comportamiento exacto, una vez se siente, le diremos ‘muy bien sienta’ y le daremos la recompensa sin que rompa la orden.

Ven
Sin aprender esta orden, nuestro perro puede sufrir percances o perderse tras cualquier distracción durante el paseo. Por ello, esimportante trabajarla a conciencia. Para realizar este ejercicio se aconseja estar al aire libre en un lugar controlado, como un jardín privado, porque lo conveniente es que esté suelto, o sino podremos realizarlo con una flexicorrea. Para comenzar, podemos contar con la ayuda de un amigo, que será quien sujete al perro, facilitando la tarea. Nos colocaremos a cierta distancia de nuestro cachorro, frente a él. Abriremos los brazos y pronunciaremos su nombre. Cuando el perro comience a dar los primeros pasos deberemos pronunciar la palabra ”ven”. Procuraremos parecer muy contentos, con lo que no podrá resistirse a acudir a nuestros brazos. Podemos utilizar también algún juguete o golosina para incentivarlo. Posteriormente iremos aumentando la distancia, e incluso podemos escondernos para que nos busque. Es imprescindible felicitarlo cada vez que realiza el ejercicio bien.

Tumba
Es una orden fundamental a la hora de enseñar otras órdenes posteriores de mayor complejidad, como la de permanecer quieto. Para realizar este ejercicio utilizaremos también una golosina, que mantendremos en la mano y que verá parcialmente. Más tarde pondremos la mano en el suelo para que intente conseguirla. Cuando se tumbe, utilizaremos la orden “tumba” para que lo asocie. A partir de aquí bastará con realizar múltiples repeticiones hasta que consiga hacerlo cuando pronunciemos la palabra clave.

Si queréis ampliar la información, en youtube hay muchos vídeos de otros usuarios en el que nos muestran cómo enseñar a nuestro perro a realizar estas tres órdenes básicas.

También te puede interesar:

El primer San Juan de Carlota

El primer San Juan de Carlota

Hoy mis padres querían llevarnos a mi hermana Carlota y a mí a la playa. ¡Qué emoción! Carlota cumple un año mañana y estábamos deseando que llegase este día para celebrarlo todos juntos. Teníamos un montón de cosas preparadas, una cena especial para ella (no puede...

Los peligros de la procesionaria del pino: Cómo reaccionar en caso de contacto con tu pet mate.

Los peligros de la procesionaria del pino: Cómo reaccionar en caso de contacto con tu pet mate.

La oruga procesionaria del pino ya es una plaga en nuestro país. Dada su abundancia, cada vez es más frecuente que nuestros pet mates se topen con ella durante sus paseos por zonas arboladas. ¿Sabemos cómo reaccionar en caso de que nuestro animal entre en contacto con ella? ¿Estamos preparados para esta situación? A continuación os contamos todo lo que hay que saber para minimizar los daños que puede causar esta oruga.