Paseos en libertad con nuestro perro: parques y playas

por Jun 5, 2015Ocio, Pet friendly0 Comentarios

Que nuestros perros disfruten de su libertad y puedan correr y jugar libres en ciertos espacios habilitados para ellos es fundamental, así como pasearlos varias veces cada día independientemente del tamaño que tengan. Los paseos les ayudan a tener nuevas experiencias, a relacionarse y a socializarse gracias a sus interacciones con otros perros, además de para romper la monotonía. Claro que es mucho mejor si los paseos son en parques y playas.
Los canes que viven en ciudades en ocasiones pueden llegar a estresarse debido a las miles de interacciones que encuentran durante sus paseos, olores, ruidos, etc., por eso es muy recomendable que dispongan de un espacio en el que poder sentirse libre, correr y jugar con otros perros. Todo esto bajo nuestra supervisión, y siempre y cuando nuestro perro esté educado y sea respetuoso con otros perros y personas, claro.

Tener un perro siempre atado es algo muy triste, sobre todo para ellos. Para estar equilibrado y sano necesita poder correr, jugar y relacionarse con sus semejantes, hacer cosas de perro, sin tener una continua sensación de protección o control permanente. Por supuesto para que esto sea posible debemos cumplir unas normas tanto morales como legales, la primera recoger los excrementos. Existe una normativa nacional sobre animales potencialmente peligrosos, pero además dependiendo de donde vivamos deberemos igualmente respetar la legislación autonómica o local. Nuestro perro debería haber recibido por nuestra parte obediencia básica para que nos haga caso cuando lo dejemos en libertad en espacios públicos (en los que así se permita), órdenes como ‘quieto’, ‘tumba’, ‘sienta’ y ‘ven’.

Tener un perro equilibrado y obediente no es complicado, sólo necesitamos tiempo para dedicarle a esta labor, y si no vas a tener tiempo para educarlo, por favor no tengas un perro.

Lo ideal sería poder pasear con nuestro perro tranquilamente por cualquier sitio en el que podamos hacerlo nosotros, pero esto aún hoy en día no es posible debido a la mala educación de muchos canes. No es extraño estar sentado en una terraza con tu perro y que pase otro y se ponga ladrar, o estar paseando a tu perro y que se acerque un perro, al que su dueño/a lleva sin correa e intente agredir al tuyo, por desgracia son escenas habituales que nos encontramos algunos habitantes de ciudad, y esto es culpa únicamente de los propietarios.

Mientras vamos concienciando a todos los propietarios o futuros propietarios de perro de lo importante de la socialización y educación de sus peludos, podemos disfrutar con ellos en parques y pipicans habilitados para ello, además de alguna que otra playa. Ojalá poco a poco vayan habilitando más espacios para ellos, pero eso sólo pasará si dejan de haber propietarios irresponsables. En este mapa podéis ver los parques y playas (hasta otros lugares al aire libre) para pasear con nuestro perro.

 

También te puede interesar:

El primer San Juan de Carlota

El primer San Juan de Carlota

Hoy mis padres querían llevarnos a mi hermana Carlota y a mí a la playa. ¡Qué emoción! Carlota cumple un año mañana y estábamos deseando que llegase este día para celebrarlo todos juntos. Teníamos un montón de cosas preparadas, una cena especial para ella (no puede...

Los peligros de la procesionaria del pino: Cómo reaccionar en caso de contacto con tu pet mate.

Los peligros de la procesionaria del pino: Cómo reaccionar en caso de contacto con tu pet mate.

La oruga procesionaria del pino ya es una plaga en nuestro país. Dada su abundancia, cada vez es más frecuente que nuestros pet mates se topen con ella durante sus paseos por zonas arboladas. ¿Sabemos cómo reaccionar en caso de que nuestro animal entre en contacto con ella? ¿Estamos preparados para esta situación? A continuación os contamos todo lo que hay que saber para minimizar los daños que puede causar esta oruga.

Comparte en: