Lila tenía las 4 patas atadas y la habían dejado en el río

por Mar 11, 2014Actualidad0 Comentarios

En este artículo queremos hacernos eco de una información aparecida en ‘La Voz de Galicia’. Esta es la historia de Lila, una perra mestiza, y su salvador, Mario Agrasar, el joven que la rescató de una muerte segura.
Todo sucedió un miércoles sobre la 1 de la tarde cuando Mario paseaba a caballo por una puesta paralela del río Sar en la Villa. Justo antes de pasar por el último puente, Mario se paró y vió algo que a primera vista le pareció un zorro, y que intentaba por todos los medios alcanzar la orilla para salvarse del agua. El joven de 21 años, preocupado, decidió acercarse un poco más y se quedo atónito al darse cuenta de que era una perra que tenía las 4 patas atadas. Sin pensárselo dos veces Mario hizo todo lo posible por sacarla del agua y desatarla, la perra tenía unas marcas en las patas a causa de la presión de las cuerdas y presentaba signos evidentes de desnutrición. Tras el rescate decidió llevarla al veterinario, allí comprobaron que no tenía microchip, aunque sí una placa con su nombre, ‘Lila’, y que no presentaba lesiones importantes.

Mario, el salvador de Lila, decidió finalmente no cambiarle el nombre y quedarse con Lila para poder cuidarla y que no tenga que pasar encima por el trago de estar en una protectora a la espera de que alguien quiera darle una segunda oportunidad.

Puedes leer más sobre esta historia en ‘La Voz de Galicia’.

Nosotros nos preguntamos ¿qué tipo de salvaje inhumano le hace esto a un animal?

También te puede interesar:

El primer San Juan de Carlota

El primer San Juan de Carlota

Hoy mis padres querían llevarnos a mi hermana Carlota y a mí a la playa. ¡Qué emoción! Carlota cumple un año mañana y estábamos deseando que llegase este día para celebrarlo todos juntos. Teníamos un montón de cosas preparadas, una cena especial para ella (no puede...

Comparte en: