La competición que unió a una perrita abandonada y a un deportista en el desierto

por Ago 12, 2016Actualidad, Adopta0 Comentarios

Hay historias de amistad entre humanos y canes que simplemente son mágicas. Esas historias nos hacen entender la maravillosa relación que podemos llegar a tener con un perro y lo valiosos que son. Este, en concreto, es uno de esos casos, y es por ello que no hemos podido resistirnos a compartirlo con vosotros.
Sus protagonistas, Gobi y Dion Leonard, se conocieron de una manera poco habitual. Dion, un atleta residente en Escocia, se embarcó en el Ultra Trail, una dura maratón de 400 km a través de uno de los seis desiertos más extensos del mundo: el de Gobi, en China. Y fue precisamente en ese escenario donde, para su sorpresa, se encontró con una perrita abandonada, a la que llamó como a aquel desierto y de la que ya no pudo separarse.

Fue en uno de los campamentos del equipo donde la vieron merodear en busca de comida y cariño por primera vez. Curiosamente volvió a aparecer al día siguiente, a mitad de la segunda etapa, siguiendo las llamativas zapatillas amarillas de Dion. Para sorpresa de todos, Gobi no solo corrió unos metros, como pensaban, sino que consiguió cruzar la meta al lado del deportista. Esa noche, además, durmió acurrucada junto a él.

gobi2

Desde ese momento Gobi se convirtió en la sombra de Dion, y le acompañó durante aproximadamente 125 km, etapa tras etapa hasta la última. Para entonces, no solo había conquistado el corazón del corredor, sino que también se había convertido en un icono en las redes sociales y en una de las estrellas de la competición. Por ello, al cruzar junto a Dion la meta en segundo lugar, la organización decidió otorgarle también a ella su merecida medalla de plata.

gobi3

Conociendo esta historia, no es difícil entender por qué se ha convertido en viral y por qué ha calado en tanta gente, personas de todo el mundo sin las que no habría sido posible un final feliz. Y es que al iniciar los trámites para adoptar a Gobi y trasladarla a su hogar, Dion se dio de bruces contra la realidad: tendría que esperar cuatro meses entre las revisiones veterinarias y el periodo de cuarentena, además de hacer frente a una costosa burocracia que no podía asumir. Fue entonces cuando decidió crear una página de Facebook llamada ‘Bring Gobi Home’ y solicitar ayuda económica a través de una plataforma de crowdfunding, aprovechando la fama adquirida.

Por suerte, obtuvo una respuesta casi inmediata; alcanzó las 5000 libras que necesitaba en menos de 24 horas. Gracias a esto, Gobi pronto podrá comenzar una nueva vida junto a Dion y su familia en Escocia, previsiblemente antes de Navidad.

También te puede interesar:
El primer San Juan de Carlota

El primer San Juan de Carlota

Hoy mis padres querían llevarnos a mi hermana Carlota y a mí a la playa. ¡Qué emoción! Carlota cumple un año mañana y estábamos deseando que llegase este día para celebrarlo todos juntos. Teníamos un montón de cosas preparadas, una cena especial para ella (no puede...

Comparte en: