facebook_pixel
Descubre los beneficios del doga, el yoga con perros

Descubre los beneficios del doga, el yoga con perros

Cada día son más las personas que se animan a realizar actividades físicas junto a sus perros. Y es que salir a correr o a pasear acompañado de nuestros mejores amigos nos aporta innumerables beneficios físicos, nos motiva a seguir, mejora nuestro ánimo y nos divierte,  entre otras cosas.

(más…)

Guía de cuidados básicos de los conejos domésticos

Guía de cuidados básicos de los conejos domésticos

En los últimos años, la presencia de conejos domésticos en las casas ha dejado de ser un hecho anecdótico. Tenerlos como mascotas es cada día más común; nada extraño considerando que son inteligentes, sociables, dóciles y amigables.

Convivir con estos pequeños es relativamente fácil; entre otras cosas, no precisan de espacios imposibles. Pero, claro está, necesitarán recibir ciertas atenciones determinadas por su carácter, fisionomía o raza de las que no debemos olvidarnos. Cuidados, en definitiva, indispensables para su bienestar.

Por su parecido, tendemos a tratar a los conejos de la misma manera que lo hacemos con roedores como las cobayas o los hámsteres. Sin embargo, y al contrario de lo que podría pensarse, los conejos no son roedores, sino lagomorfos. Si bien es cierto que comparten características, como decíamos, también lo es que cuentan con curiosas diferencias; por ejemplo, tienen dos pares de dientes incisivos superiores, uno de menor tamaño que el otro, a diferencia de los roedores que solo cuentan con uno. Por esa misma razón, no podemos atenderlos exactamente de la misma manera.

A la hora de enfrentarnos a los cuidados de estos pequeños, tendremos que procurarles una alimentación adecuada, reparar en su higiene o facilitarles un lugar acondicionado para el descanso; pero también deberemos procurar compartir tiempo con ellos. Como cualquier otra mascota, los conejos necesitan establecer lazos afectivos con sus dueños y disfrutar de nuestro cariño. Todos esos momentos, marcarán nuestra relación, su longevidad y su grado de felicidad.

Si barajáis la posibilidad de adoptar a uno de estos peludos de orejas largas, no dejéis de echarle un vistazo a estos consejos.

Veterinario

Es recomendable hacer una primera visita al veterinario tras la llegada del animal a casa; en este caso, deberemos acudir a un profesional especialista en animales exóticos. De esta manera, valorará su estado de salud y comprobará que nuestro nuevo compañero se encuentre sano. Es frecuente, por ejemplo, realizar un análisis de heces para descartar parásitos intestinales.

De igual modo, deberemos respetar su calendario de vacunación, protegiéndolo así de enfermedades graves como la Mixomatosis, una patología que puede ser transmitida por contacto directo, pulgas o mosquitos.

Alimentación

A grandes rasgos, la dieta de cualquier conejo deberá estar compuesta de verduras, frutas, hortalizas o hierbas frescas. Pero, realmente, el elemento más importante de su alimentación es el heno. Este debe ser la base de su nutrición, alrededor del 70 %, aportando la fibra necesaria, manteniendo el aparato digestivo en óptimas condiciones y favoreciendo el desgaste tan necesario de sus dientes. Y es que estos nunca dejan de crecer; algo que puede convertirse en un grave problema para nuestro conejo. Las ramas de árboles frutales o trozos de madera no tratada serán de gran ayuda en este sentido.

Algunos de los alimentos que deberemos apartar de su dieta: semillas (cereales, legumbres o frutos secos),  perejil, coliflor, aguacates, patatas, cebollas, ajos o chocolate.

Alojamiento

Elegir el alojamiento adecuado para un conejo es sumamente importante.  Y es que el tamaño de la jaula, su nido y el lugar en el que más tiempo pasará a lo largo del día, puede llegar a mermar su calidad de vida. Se recomienda que esta cuente con unas dimensiones mínimas de 70 x 50 x 50, ya que un espacio menor podrá generarle ansiedad. Dentro de ella, no deberá faltar una bandeja o esquinero con viruta prensada para las necesidades; un dispensador de alimentos; un bebedero con agua limpia y fresca, y una camita o toalla para el descanso.

Higiene

A diferencia de otras mascotas, por norma general, los conejos no necesitarán ser bañados frecuentemente. Al igual que otras especies, invierten tiempo en acicalarse; es más, cuando viven en pareja, esto lo harán mutuamente. De esta manera, los baños deberán reducirse a uno o dos al año, a no ser que realmente lo necesiten. En ese caso, deberemos tratarlos con gran delicadeza, ya que, en general, son animales sensibles.

Cepillarlo a menudo, sin embargo, será fundamental para evitar que traguen pelo muerto, al igual que revisar y cortar, con cierta frecuencia, sus uñas.

Ejercicio

Los conejos, cuando viven libres, se ejercitan durante todo el día: corren, saltan, escarban… Y eso es algo en lo que deberemos reparar. Por tanto, será necesario que habilitemos un espacio  para que correteen, investiguen y disfruten más allá de la jaula; un lugar acondicionado y siempre vigilado que visiten por lo menos dos veces al día. En relación a esto, hay quienes, incluso, dedican cuartos enteros.

Serán estos momentos, ideales para estrechar lazos afectivos. Crear circuitos, diseñar o comprar algún juguete pueden ser interesantes opciones a la hora de disfrutar juntos de estos instantes únicos.

Si te ha gustado el artículo ayúdanos compartiéndolo en redes sociales. ?

También te puede interesar:

Días especiales para celebrar con tu mascota

Las mascotas nos acompañan, nos protegen, nos miman y además poseen una habilidad innata para hacer que un mal día de trabajo termine al cruzar la puerta de casa. En definitiva, hacen que nuestra vida sea más feliz. No es extraño, por ello, que cada vez surjan más...

Comparte en:

Necesidades básicas del gato

Necesidades básicas del gato

Al hablar de las necesidades básicas, no sólo nos referimos a aquellas más obvias como comida, agua, cobijo y visitas al veterinario, sino también a sus necesidades de comportamiento. En cada especie hay una serie de conductas, propias de la misma, que el animal necesita llevar a cabo para su bienestar.

Los gatos son animales especialmente sensibles al estrés, siendo éste el origen de muchos comportamientos que deterioran la relación con su familia y de muchos problemas de salud. Para evitar estos problemas es importante tener unas nociones sobre su comportamiento y dotar al entorno del animal de elementos que le permitan llevarlo a cabo (es lo que se denomina enriquecimiento ambiental).

A grandes rasgos, estos podrían ser los pilares para una buena convivencia:

  1. Respetar su independencia y privacidad:

Para que se encuentre a gusto en una casa, necesita controlar el territorio, sentirse seguro y tener vías de escape cuando tenga que utilizarlas. Su estrategia ante algo que le asusta es esconderse. Si le proporcionamos escondites a los que siempre haya acceso y donde nunca se le moleste, su tendencia a moverse por la casa y relacionarse con nosotros será mayor.

Es básico también conocer el lenguaje corporal de nuestro gato para que la manipulación sea la adecuada. Aunque la tolerancia al contacto es muy diferente entre individuos, generalmente no es tan elevada como la de los perros, hay que saber interpretar cuándo nos están diciendo “ya no me gusta”.

     2. Uso del espacio tridimensional:

El acceso a zonas altas a las que poder trepar y donde poder descansar le proporciona por un lado un lugar donde esconderse y desde el cual poder controlar lo que ocurre (zona segura) y por otro, le facilita llevar a cabo la conducta de trepar, algo que les gusta y les permite ejercitarse. Podemos proporcionarle estanterías a diferentes alturas y torres lúdicas, donde además puede practicar el rascado (otra conducta esencial que suele realizarse junto a la zona de descanso).

   3. Gestión del espacio:

Los gatos hacen una clara diferenciación entre los siguientes espacios:

-Espacio de descanso.

-Espacio de alimentación.

-Espacio de eliminación.

-Espacio de juego.

Estos, no deben estar mezclados  (por ejemplo no  colocar el arenero junto a la comida o la zona de descanso) y deben estar en zonas donde él se sienta seguro (evitar las zonas de paso de la casa).

  4. Satisfacer sus necesidades de juego :

El juego es fundamental para estos felinos, pues reproduce la conducta de caza, algo que en un entorno natural realizarían varias veces al día, en periodos cortos. Es necesario que tengan varias sesiones de juego al día y que éste sea estimulado de forma activa, mediante juguetes que se mueven, que movemos nosotros o juguetes dispensadores de comida.

Podemos colocar parte de la comida en su plato y parte en pequeños recipientes repartidos a distintas alturas, estimulando así la conducta exploratoria y evitando el sobrepeso. Otra buena manera de satisfacer esta necesidad es con un compañero de juegos (otro gato o un perro), pero para ello hay que saber si nuestro gato tolera la convivencia con otros animales. En ese caso la introducción de este debe hacerse siguiendo unas pautas (consultar a un profesional).

  5. Aporte de recursos suficientes y adecuados:

Con recursos, nos referimos a todas aquellas cosas que permiten satisfacer una necesidad: alimento, agua, zona descanso, juguetes,etc. Especialmente en las casas multigato, hay que proporcionar recursos suficientes para evitar la competencia y colocarlos de forma estratégica para que puedan acceder a ellos sin sentirse amenazados.

En cuanto a la idoneidad de los recursos, depende mucho del individuo y hay que ir averiguando cuáles son sus preferencias. Por ejemplo, para muchos gatos no sirve cualquier arenero y muchos de ellos sólo beben agua fresca y corriente (por lo que puede ser muy conveniente una fuente).

  6. Aportar estimulación sensorial:

Probablemente este último punto sea el más desconocido y sin embargo uno de los más importantes. Hay que tener en cuenta que un gato sin acceso al exterior, tiene una pobre estimulación de sus sentidos. Por ello es importante darle recursos que puedan enriquecerle en esta dirección, desde acceso a ventanas manteniendo siempre la seguridad (e. visual), juguetes de diferentes texturas que puedan coger, morder,..(e. táctil), uso de hierba gatera y feromonas (e. olfativa).

Si te ha gustado el artículo compártelo con tus amigos amantes de los gatos 🙂

Colaboración de:
Sofía Saiz Aúz (El Diván de mi mascota)

«Servicio de etología clínica veterinaria.
Veterinaria especializada en medicina del comportamiento.
Prevención, diagnóstico y tratamiento de problemas de conducta en perros y gatos.»

También te puede interesar:

Días especiales para celebrar con tu mascota

Las mascotas nos acompañan, nos protegen, nos miman y además poseen una habilidad innata para hacer que un mal día de trabajo termine al cruzar la puerta de casa. En definitiva, hacen que nuestra vida sea más feliz. No es extraño, por ello, que cada vez surjan más...

Consejos para el cuidado de los gatos

Consejos para el cuidado de los gatos

Los gatos pueden parecer animales independientes, pero son más sensibles de lo que imaginamos. Al igual que otras mascotas, como los perros, necesitan establecer lazos con sus dueños y sentirse protegidos para lograr ser felices. Las claves para conseguirlo: cariño y cuidados. Os dejamos un listado con algunos consejos imprescindibles para el cuidado de vuestros gatos.

Alimentación

Al igual que ocurre en otros casos, hoy día existen múltiples presentaciones de los alimentos para gatos. La elección final terminará dependiendo de las preferencias de cada felino, aunque lo crucial será que responda a su estado físico, su edad o a cuestiones más específicas como si está o no castrado.

Deberemos colocar el bol con su comida en un lugar accesible para él durante todo el día, junto a agua fresca y limpia.

Es importante, además, que tengamos especial cuidado con nuestras plantas. Los gatos tienden a mordisquearlas, y no todas son inocuas. Por eso, si no tenemos claro si pueden o no ser tóxicas, lo mejor será mantenerlos alejados.

Visitas al veterinario

Los gatos necesitan seguir una rutina de desparasitación  y vacunación para lograr estar sanos. Contar con el apoyo del veterinario ante cualquier duda, será imprescindible para su bienestar, especialmente si somos dueños primerizos.

Cepillado

Los felinos se acicalan constantemente, por eso no es tan importante el baño en ellos; aunque sí  lo es el cepillado. Y es que al lamerse de manera frecuente ingieren bastante pelo muerto, y esto puede poner en riesgo su salud. Cepillarlo no solo lo evitará en buena parte, sino que además fomentará la irrigación sanguínea y ayudará a que su pelaje esté en perfecto estado. Además, podrá convertirse en un buen momento para revisar si tiene alguna herida o pequeña afección y tratarla.

Sin embargo, el momento del cepillado no resulta agradable para todos los gatos. Por eso es importante que los acostumbremos desde muy pequeños.

Arenero

Los gatos no necesitan salir a la calle para hacer sus necesidades. Para ello, utilizarán su arenero. Cada gato es un mundo, incluso los hay que necesitan de varios de estos elementos colocados en distintos puntos de la casa para no sentirse estresados.

El arenero, por su parte, deberá estar siempre en perfecto estado. Los felinos son muy exigentes en este sentido y, por ello, si encuentran su caja de arena sucia, no dudarán en buscar una alternativa.

Descanso

Los gatos se cuidan especialmente a la hora de elegir un espacio para dormir. Por eso deberemos proporcionarles un lugar cómodo y seguro;  una cama acolchada, limpia y tranquila en la que puedan descansar felices.

Eso sí, tendremos que procurar que sus horas de descanso estén en equilibrio con su alimentación y actividad para evitar, entre otras cosas, descompensaciones de peso.

Rascador

Uno de los problemas a los que se enfrentan los dueños de gatos es a la costumbre de estos de rascar y arañar cualquier objeto. Este, como podemos sospechar, no es un acto baladí. Con él, los gatos estiran su columna y articulaciones, marcan el territorio e incluso liberan estrés cuando están ansiosos o frustrados. Pero también es cierto que a cambio deshilachan y destrozan los sofás, las alfombras o cualquier otro objeto de la casa.

Para evitar el conflicto, una buena opción es hacernos con algún rascador.  Aunque no siempre será fácil que nuestro gato lo use, una vez descubierto, generalmente recurrirá a él. Se recomienda colocarlo cerca de la cama y rascar nosotros mismos con las uñas la superficie. Poco a poco, y tentado por el ruido, lo utilizará.

Juego

El juego es fundamental para su desarrollo físico y síquico, e igualmente importante a cualquier edad. Este le ayudará a combatir el aburrimiento, despertará sus habilidades y su curiosidad, y  fortalecerá lazos afectivos. Pero además, es una buena manera de enseñarle normas de comportamiento cuando son cachorros y una gran opción a la hora de luchar contra la obesidad en la fase adulta.

Esperamos que te haya sido útil esta información. Si te ha gustado el artículo ayúdanos difundiéndolo con tus amigos en redes sociales.

También te puede interesar:

Días especiales para celebrar con tu mascota

Las mascotas nos acompañan, nos protegen, nos miman y además poseen una habilidad innata para hacer que un mal día de trabajo termine al cruzar la puerta de casa. En definitiva, hacen que nuestra vida sea más feliz. No es extraño, por ello, que cada vez surjan más...

Comparte en:

¿Cuánto cuesta tener una mascota al año?

¿Cuánto cuesta tener una mascota al año?

Tener una mascota conlleva una gran responsabilidad, por esta razón, y antes de lanzarte a compartir tu vida con una, deberías plantearte varias cuestiones importantes. La primera pregunta que te deberías contestar con sinceridad es ¿voy a tener tiempo para dedicárselo? y la segunda, pero no menos importante, ¿puedo mantenerla y procurarle todo lo que necesita? Si no estás seguro de poder contestar a las dos preguntas de forma afirmativa, quizás no sea el momento.

Convivir con una mascota requiere de un compromiso a largo plazo, no puede ser el resultado de un impulso momentáneo, debe una decisión meditada. No es lo mismo tener un hámster que viven una media de 3 años, convivir con un loro que tienen una esperanza de vida de unos 50 años, o compartir tus días con un perro que viven de media 10 años aproximadamente. Además cada especie animal requiere de unos cuidados diferentes e inversión de tiempo.

Para que valores tu decisión hemos querido hacer una proyección aproximada del coste anual que puede suponerte tener algunas de las mascotas más comunes.

Gasto aproximado anual de compartir tu vida con un:

Perro: Entre 700€ y 1500€

Comida: Depende del tamaño del perro que tengas gastarás más o menos dinero en su alimentación anual, como es lógico, otro de los factores que influyen es la calidad del pienso que le das a tu mejor amigo o de si necesita un pienso especial por alguna intolerancia o problema de salud. Aunque es difícil determinarlo con exactitud, el gasto medio se sitúa entre 300€ y 600€

Cuidados: Tu perro necesitará tarde o temprano acudir al veterinario, tanto para ponerle las vacunas que necesita, como para revisiones anuales, problemas de salud, etc. Esto no se puede descuidar. Teniendo en cuenta que el precio medio por visita, aunque varía dependiendo de la ciudad, es de unos 30€, el gasto anual puede situarse entre unos 300€ y 500€ aproximadamente.

Accesorios y otros: ¿Un collar nuevo? ¿Una placa con su nombre? ¿Una pelota o el juguete de moda? ¿Tienes que dejarlo con un canguro? Todo suma. El gasto medio en accesorios y otros gastos se estima en una media de entre 100 € y 400€.

Gato: Entre 600€ y 1500€

Comida: Como en todos los casos, el desembolso final dependerá del tamaño de tu gato y la calidad de la comida que le compres. El gasto de comida anual se sitúa entre 300 € y 480€.

Cuidados: Los gatos son un poco mas independientes que los perros, y no necesitan de tantos cuidados. El coste de sus cuidados depende, entre otras cosas de si lo bañas en casa o lo llevas a la peluquería, frecuencia de citas veterinarias y vacunas. El gasto anual se estima que puede ser de entre 100€ y 300€ aproximadamente.

Accesorios y otros: A diferencia de los perros, los gatos usan una caja con arena para ir al baño, no tendrás que invertir tiempo en pasearlo, sin embargo necesitan otro tipo de cosas como por ejemplo juguetes para entretenerse, un transportín, rascadores, los hay de varios precios y calidades, etc. También debes contemplar los gastos de canguro si, por ejemplo, sueles viajar. Puedes gastar en esto entre 150 € y 700€ al año.

Pájaro: Entre 200€ y 500€

Comida: Dependerá del tamaño del ave que tengas, en general les puedes dar alpiste, frutas, verduras, avena o pienso hecho para ellos. El coste anual es bastante bajo comparado con otro tipo de mascotas, ya que se sitúa entre 50 € y 200 €, aunque depende también de la calidad de la comida que le compres.

Cuidados: Los pájaros, como toda mascota precisan de unos cuidados básicos, lo más importante es procurarles comida y agua limpia cada día, y una estancia higiénica para evitar enfermedades. Se recomiendan citas veterinarias dos veces al año para hacer exámenes de sangre, desparasitación y lavado de pico y uñas. El costo anual oscila entre los 100 € y 200€.

Accesorios y otros: Probablemente el mayor gasto sea el de la jaula, trata de que sea grande y cómoda, su precio puede oscilar entre 25 € y 200 €, depende del tipo de pájaro y su tamaño. Otros gastos incluyen juguetes para distraerse, lecho para el suelo de la jaula, y artículos de limpieza para mantener su estancia lo más limpia posible. El precio anual puede estar entre 50€ y 200€.

Pez: Entre 100€ y 300€

Comida: A nivel de alimentación, el pez es la mascota mas económica de mantener. Come dos veces al día poca cantidad, anualmente su manutención puede situarse entre 20 € y 50€.

Cuidados: Dependerá del tipo de pez que tengas, tamaño de su pecera, y sí usas plantas de verdad. Sin importar lo anterior, el agua debe cambiarse cada dos semanas, y debes limpiar la pecera frecuentemente. Los peces como otras mascotas también necesitan acudir al veterinario para revisiones anuales, no debes esperar a que este enfermo para llevarlo. El coste anual de sus cuidados oscila entre  50€ y 150€.

Accesorios y otros: Existen gran variedad de productos para decorar su pecera: plantas, piedras para el fondo, figuritas decorativas, entre otros. Dependiendo de su tamaño y de la calidad de los componentes que adquieras tendrás un gasto u otro, en general el gasto anual de media está entre 20 € y 100€

Conejo: Entre 400€ y 1000 €

Comida: Los conejos comen heno, frutas, verduras y pienso hecho especialmente para ellos. El precio anual de su comida dependerá del tipo de comida que le procures y la frecuencia. El precio medio es de entre 200€ y 400€.

Cuidados: Los conejos, al igual que los gatos pueden ser entrenados para ir al baño en una caja de arena. Deben ser llevados al veterinario una o dos veces al año y cepillados semanalmente. No se recomienda bañarlos, solo se recomienda en caso de que el conejo tenga fiebre o pulgas. El coste anual se fija entre 150 € a 500€

Accesorios y otros: Es importante que los conejos tengan 4 horas de actividad al día, por lo que debes comprarle juguetes para que se ejercite adecuadamente. El coste anual oscila de entre 10 € y 40€.

En resumen, cuidar de una mascota conlleva su responsabilidad, pero todo ello se ve recompensado siempre con amor, alegría y lealtad. Sin duda son un miembro más de la familia, ¡son nuestra familia!

Y tú… ¿cuánto inviertes en tu mascota al año? ¡Descúbrelo contestando unas sencillas preguntas en nuestro QUIZ!

Si te ha gustado el artículo ayúdanos compartiéndolo en redes sociales o dejándonos tus comentarios. 🙂

También te puede interesar:

Días especiales para celebrar con tu mascota

Las mascotas nos acompañan, nos protegen, nos miman y además poseen una habilidad innata para hacer que un mal día de trabajo termine al cruzar la puerta de casa. En definitiva, hacen que nuestra vida sea más feliz. No es extraño, por ello, que cada vez surjan más...

Comparte en: