Si gestionas tu propia clínica veterinaria, seguro que te habrás encontrado ante la decisión de tener que comprar un nuevo equipo tecnológico. Estás seguro de que te ayudará a mejorar tu servicio, ¿pero será una decisión inteligente? ¿Cada cuando necesitas renovar los materiales? Y, sobre todo, ¿será rentable para el negocio?

Antes de comprar nuevos instrumentos para tu clínica, aprende a evaluar si realmente es adecuado en tu situación. En este artículo hablaremos sobre los principales factores que tienes que tener en cuenta para saber si las nuevas tecnologías te ayudarán a mejorar la rentabilidad veterinaria de tu clínica, con tal de evitar compras impulsivas que pongan tus números en peligro.

 

Conoce las estrategias clave para mejorar la rentabilidad de tu clínica veterinaria. Haz clic y descubre cómo optimizar procesos y ahorrar en costes.

 

Cómo podemos saber si una inversión en tecnología será rentable

En pocas palabras, una inversión consiste en comprar una mejora para tu clínica, confiando en que a lo largo del tiempo podrás ganar más dinero gracias a ella. Sin embargo, aunque parezca algo opcional, la realidad es que cada vez es más común que las clínicas veterinarias tengan que renovar su equipamiento, a medida que avanza la tecnología en el sector. Así es, ya que esto les puede ayudar a seguir al frente: 

  • La clínica se actualiza y, si lo comunica a su público, puede mejorar su reputación.
  • Cada día hay más opciones para mejorar el flujo de trabajo de la clínica y poder ofrecer un servicio más completo al cliente (a la vez que se ahorran gastos internos).
  • Las nuevas herramientas muestran datos más específicos, hecho que permite mejorar el diagnóstico del profesional.
  • Incluso existe la posibilidad de posicionarse como clínica especializada, para poder ofrecer servicios a otros compañeros del sector.

En otras palabras, si tienes una clínica y te estás planteando mejorarla gracias a la tecnología, tienes muchos números de seguir al frente del sector. ¡Es una gran noticia! Pero antes de invertir dinero, merece la pena pararse a pensar si realmente valdrá la pena en tu caso particular…

 

New call-to-action

 

Tecnología y rentabilidad veterinaria: ¿qué deberías tener en cuenta?

Como comentábamos, hay varios factores que deberías tener en cuenta a la hora de decidir hacer una inversión en nuevas tecnologías y equipamiento. Vamos a revisar los puntos más importantes que deberías tener en cuenta:

  • La demanda – si de entrada ya tienes demanda de este servicio, podrás tener la tranquilidad de que vas a rentabilizar más rápido tu inversión. Sin embargo, ten en cuenta que a veces existen equipamientos muy útiles para tus clientes, que no pueden solicitar porque no conocen de su existencia. Por ejemplo, utilizar un arnés multiparamétrico podría ser de gran ayuda para mejorar la calidad de vida de su mascota en caso de operación, aunque todavía no conozcan esta opción.
  • El tiempo dedicado a la formación – lo más probable es que, para poder emplear el equipamiento, el equipo necesite formación. Más allá de su precio, deberás tener en cuenta esta inversión inicial de horas.
  • El tiempo que te ayudará a recuperar – la mayoría de avances tecnológicos en las clínicas tienes una ventaja muy clara: ahorran mucho tiempo en la mayoría de procesos. Por eso, más allá del apartado económico, deberías hacer una estimación de cuánto tiempo te ayudará a ahorrar. Para hacerlo, puedes preguntar al equipo comercial para que haga un simulacro en tu caso particular.
  • Tu posicionamiento – ¿Cómo quieres que tu clínica se posicione en el futuro? Algunas inversiones pueden parecer poco rentables a corto plazo, pero pueden ayudar a diferenciarte de la competencia. Ten muy en cuenta cuál es tu objetivo a largo plazo, para saber si encajará con el negocio que estás construyendo.

 

La tecnología, una gran oportunidad en el campo de la veterinaria

Estamos en un momento de transición gracias al auge de las nuevas tecnologías. De hecho, es probable que solo veamos la punta de iceberg de todas las novedades que se avecinan: el crecimiento de la telemedicina, el desarrollo de la inteligencia artificial en Big Data, la tendencia al uso de dispositivos veterinarios inalámbricos…

Son muchos los frentes abiertos en la actualidad, y puede ser fácil caer en la tentación de participar en todos, poniendo en riesgo la salud económica de tu clínica. Por eso, a la hora de decidir qué tecnología vas a incorporar, te recomendamos que tengas en cuenta la formación, el tiempo y el dinero que vas a tener que invertir en ella.

¿Quieres estar al día de los avances en pet tech? Te invitamos a suscribirte a nuestra newsletter. En ella, te enviaremos las novedades y tendencias del sector, además de consejos para poder mejorar la rentabilidad de tu clínica. ¡Suscríbete hoy!

 

New call-to-action

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.